Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Semana 15 de embarazo gemelar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen cedida por @endoguerreraaporfiv

Entramos en la semana 15 de embarazo múltiple.  

Quizás hace semanas que la estés usando, pero a estas alturas empieza a hacerse necesaria la ropa premamá. Todavía puedes usar camisetas holgadas no necesariamente especiales para embarazo. Sin embargo, es en los pantalones donde primero empiezas a notar que no abrochan los tuyos de siempre y necesitas algo «especial».

Durante el embarazo es recomendable que la ropa no oprima la zona abdominal. Los pantalones premamá tienen cintura elástica que sube mucho y se adapta al crecimiento de tu barriga. Aunque es probable que los que te compres ahora, no te sirvan en las últimas semanas de embarazo.

La barriga de las mamás que esperan gemelos suele ser especialmente prominente en las últimas semanas (aunque no siempre, recuerda que cada cuerpo y cada mamá, son un mundo).

  

 

Tus bebés en la semana 15 de embarazo múltiple

Tus bebés miden entre 10 y 11 cm, y pesan unos 50 gramos cada uno.

Los huesos van ganando masa, pero todavía son en gran parte cartílago. Mueven los dedos de las manos y los pies, y hacen otros movimiento como hinchar el abdomen, como entrenamiento del movimiento de respiración que harán una vez fuera del vientre materno. (Recordemos que los pulmones son los últimos órganos del cuerpo en completarse, ya que no los utilizarán hasta después de nacer).

Sus caritas cada vez van teniendo un aspecto más parecido al que tendrán al nacimiento: los ojos se van acercando al frente, y los oídos se han desplazado hacia los laterales de la cabeza.

Ecografía de los gemelos de Sonia. 15 semanas de embarazo gemelar monocorial biamniótico

Tu cuerpo en la semana 15 de embarazo gemelar

Es posible que notes taponamiento en la nariz. Es incómodo, pero pasajero. Se llama rinitis gestacional y es otra de las consecuencias de las hormonas. Hablando de narices… también puede pasar que sufras hemorragias nasales (epistaxis) con cierta frecuencia.

El embarazo también nos trae “consecuencias” agradables, como por ejemplo una sensación de mayor volumen y cantidad en el cabello. Esta sensación (no les pasa a todas las embarazadas) viene dada porque, habitualmente durante la gestación el cabello apenas se cae. Es una delicia lavarse el pelo o pasarse el cepillo y no ver si un solo pelo. Disfrútalo ahora (y no te asustes cuando se caiga en el postparto, pero de eso te hablamos en nuestro Curso de Preparación al Parto Gemelar). Además, efecto de las hormonas, se ve más sedoso y brillante. Tu piel también se verá reluciente, es lo que se conoce como “pregnancy glow”