Mitos sobre gemelos y mellizos

Por: Embarazo Gemelar | 2024-03-18 20:19:57

El mundo de los embarazos múltiples y los hermanos gemelos o mellizos a menudo está envuelto en una serie de mitos y creencias populares. Hoy desmentimos el top5 de estas leyendas urbanas gemelares

 

1. EL MAYOR DE LOS GEMELOS ES EL QUE NACE EN SEGUNDO LUGAR

Corre el rumor de que, en el caso de gemelos dicigóticos (es decir, lo que en España conocemos comúnmente como “mellizos“) el que primero nace es el segundo que se concibió. Por tanto, sería el pequeño, siendo su hermano el mayor.

Sin entrar a valorar cuál de los dos hermanos se concibió y se implantó primero en el útero (cosa, por otra parte, prácticamente imposible de determinar), esta afirmación se cae por su propio peso. La edad de cualquier persona se cuenta desde su fecha de nacimiento, no de concepción. Por lo tanto, no hay razón para considerar al segundo gemelo como el mayor. Si ha asomado la cabecita en este mundo después que su hermano, es el pequeño.

La ley española es clara a este respecto, y en el artículo 31 del Código Civil otorga al primer nacido los derechos que se reservan para el primogénito.

¿Y qué derechos son esos? Pues poca cosa, ya que actualmente se tiende a tratar a todos los hijos de manera igualitaria. Sin embargo, en el ámbito del Derecho Nobiliario, el primer hijo sigue teniendo ciertos privilegios, como el derecho a heredar títulos nobiliarios. Por si hay algún Conde entre nuestros lectores, resolvemos esa duda que no te deja dormir desde que sabes que esperáis gemelos: el título lo heredará Gemelo 1.

Es decir, en resumen, seas o no de la Nobleza, el mayor de los gemelos es el primero que nace.

 

2. LOS MELLIZOS SON SIEMPRE NIÑO Y NIÑA

Esto más que una leyenda urbana, quizás sea simplemente fruto del carajal mental que todos tenemos en la cabeza con la diferencia entre gemelos y mellizos (yo la primera, antes de tenerlos, que conste). Los gemelos dicigóticos, o mellizos, proceden de dos óvulos fecundados por sendos espermatozoides, es decir, de dos cigotos. Son dos embarazos en uno. Y, consecuentemente, puede resultar cualquier combinación, la misma que entre dos hermanos de diferentes edades: niño-niña, niña-niña o niño-niño.

3. SI EN EL EMBARAZO HAY DOS BOLSAS Y DOS PLACENTAS, SON MELLIZOS

Probablemente esta sea la leyenda urbana más extendida. Creo que viene de confundir, o más bien mezclar, los tipos de embarazos y los tipos de gemelos que hay, que son dos cosas diferentes. En este vídeo de nuestro canal de Youtube lo explicamos con detenimiento.

En el caso de los mellizos, es cierto que siempre tienen dos bolsas y dos placentas durante el embarazo. Sin embargo, en el caso de los gemelos idénticos, la situación es más compleja. Contrario a la creencia común, hay gemelos idénticos que se gestan con dos bolsas y dos placentas. Por lo tanto, no, no porque sea un embarazo gemelar bicorial biamniótico, podemos asegurar que vamos a tener mellizos. Salvo que sean de sexos diferentes, que entonces ahí no hay duda.

¿Cómo es posible esto? Los gemelos idénticos provienen de un solo óvulo fecundado por un espermatozoide que, en las primeras etapas de la división celular del cigoto, hace una división extra (una más de las que hace cualquier cigoto). Si la división extra ocurre en los primeros cinco días después de la fecundación, cada bebé tendrá su propia placenta y bolsa. Si la división ocurre entre el quinto y el séptimo día, compartirán una placenta pero tendrán bolsas independientes. Si la división ocurre después del octavo día, compartirán tanto placenta como bolsa. Y si la división es demasiado tardía, podría dar lugar a gemelos siameses, quienes comparten partes del cuerpo.

4. LA PREDISPOSICIÓN GENÉTICA A TENER GEMELOS “SE SALTA UNA GENERACIÓN”

Aún no se comprende completamente qué causa esta división extra de la que hablábamos en el párrafo anterior, ni si hay un componente genético hereditario. Si bien se cree que los gemelos monocigóticos son un “accidente” genético sin un patrón hereditario claro, hay familias con varios casos de gemelos idénticos.

Los gemelos dicigóticos (mellizos) se dan porque la mujer libera dos óvulos en un ciclo y ambos son fertilizados por espermatozoides diferentes. Aunque los hombres no tienen influencia directa sobre la ovulación, si hay antecedentes de gemelos en la familia del hombre, sus hijas pueden heredar la predisposición a liberar dos óvulos, lo que podría explicar la creencia de que la predisposición a tener gemelos “salta una generación”.

Pongamos el ejemplo  de una mujer que tiene mellizos, ambos varones. Estos no pueden ovular doble, y por tanto no tienen predisposición a tener hijos mellilzos. Sin embargo, sí pueden transmitir esa predisposición a sus futuras hijas, que ya vendrán con “antecedentes” en el pack de maternidad. He aqui donde estaría el salto generacional. Sin embargo, unas hijas mellizas sí podrían heredar es propensión a ovular doble de su madre. Por lo tanto, bulo desmontado.

5. LA CONEXIÓN ENTRE GEMELOS ES MÁGICA

Bueno, vale, he hecho un poco de clickbait con el título de este párrafo. Porque la conexión entre dos hijos que se han gestado y criado a la vez, es especial,  así que esto no es un mito ni mucho menos. Quienes tenemos hijos de otras edades, aparte de los gemelos o mellizos, podemos observar que sí, que es cierto, que hay un “algo especial” y más fuerte entre los hermanos que han compartido habitación desde antes de nacer…

Lo que queremos venir a contar en realidad es sobre la interacción. Hay bebés gemelos y mellizos que interactúan desde que son muy pequeñitos. Ya con 6 meses sus papás cuentan emocionados cómo se ríen uno con otro, se miran y se buscan todo el rato.

No obstante, también hay un altísimo porcentaje que se ignoran por completo hasta bien entrado el año, o más allá. Es lo habitual, de hecho. Y no significa que tus hijos no vayan a tener esa relación tan bonita y especial.

Y lo de jugar y entretenerse juntos, sí que es harina de otro costal. Teniendo en cuenta que el juego social se desarrolla en torno a los 4 años en el ser humano, por mucho que nuestros hijos estén estrechamente unidos, no van a jugar juntos, porque aún no saben hacerlo. Si acaso se robarán los juguetes, se darán castañazos, luego un beso y un abrazo, etc etc etc pero eso solo es interactuar, no es jugar. Y desde luego, no es entretenerse solos. Todo llegará, pero el camino hasta ese momento no está exento de mucho trabajo. Un esfuerzo muy gratificante, sin duda, pero también agotador.

 

Embarazo Gemelar (Equipo Embarazo Gemelar)

Somos Raquel y Ana, matrona y mamá de gemelos, respectivamente. Estamos aquí para acompañarte durante tu embarazo gemelar y resolver todas tus dudas.

Ver últimos posts